DONDE  ALOJAR

Alojar en Frutillar es una experiencia inolvidable en los hoteles a orillas de la bahía de Frutillar.

HOTEL FRUTILLAR

Dispone de 9 suites con capacidad de 2 a 3 personas, diseñadas para brindar privacidad y comodidad al más alto nivel.

El Hotel cuenta con un sector de Cabañas, con capacidad de 2 a 4 personas. Dos habitaciones y una con cama matrimonial. Completo baño, cocina americana y pequeño estar comedor. El Hotel cuenta con un acogedor comedor que ofrece un delicioso desayuno.

HOTEL ELUN

En un entorno privilegiado a orillas del Lago Llanquihue en la ciudad de Frutillar, Hotel Elun es el lugar ideal para su descanso en el Sur de Chile. Cada uno de sus rincones fue diseñado para vivir experiencias con sensaciones inolvidables. Combinando conceptos de calidez y comodidad con la excelencia del servicio, el cual está reconocido por una certificación de Calidad Turística.

HOTEL AYACARA

Casa Ayacara existe como una casona del 1900 donde confluyen estilos de aires coloniales, artísticos y arquitectónicos, resultado de los inmigrantes y locales que conformaron hace más de 100 años la zona de Frutillar y alrededores. Lo invitamos a relajarse y disfrutar de las bondades que ofrece la zona, en la comodidad y acogedores ambientes de Casa Ayacara.

HOTEL AMADEUS

Te invitamos a vivir una acogedora experiencia hospedándote con nosotros en nuestras cómodas y cálidas habitaciones atendido por sus dueños.

Déjate encantar durante todo el año por la tranquilidad, belleza natural y magia de Frutillar. Una hermosa ciudad, llena de cultura, música, tradiciones alemanas acompañadas de una vista al lago Llanquihue y los volcanes de fondo.

HOTEL SERENADE

Hotel Serenade de Franz Schubert, ubicado en Frutillar frente al lago Llanquihue, en una bella casona de estilo alemán construida en el año 1940. Hotel Serenade ofrece al visitante el placer de hospedarse en una casona alhajada al estilo de la época. Somos pioneros en utilizar energía solar en Frutillar.

HOSTERIA EL ARROYO

Hostería el Arroyo fue construido en 1891 por la familia Hornig. Dispone de una ubicación privilegiada en la zona histórica de Frutillar. Localizada a pasos del Teatro del Lago, cuenta con una maravillosa vista al lago Llanquihue y Volcán Osorno.

La casa ha sido restaurada y remodelada con comodidades modernas conservando sus nobles maderas, manteniendo el romance de una casa colonial típica Alemana.